Letra Pequeña
Letra Pequeña No.18 (2013) - Condición posmoderna

El sujeto del saber no es el pueblo, es el espíritu especulativo. El juego del lenguaje legitimo no es político/estatal sino filosófico (artístico).

 

La gran función que las universidades tienen que realizar, es “exponer el conjunto de conocimientos y hacer que aparezcan los principios al mismo tiempo que los fundamentos de todo saber”, pues “no existe capacidad científica (artística) creadora sin espíritu especulativo. Las escuelas técnicas son funcionales, la universidad es especulativa (ni hablar de una UNIVERSIDAD EN ARTES). Esta filosofía debe restituir la unidad de los conocimientos dispersos (diríase dispersos entre las diversas técnicas y conceptos artísticos, de ahí la importancia de los manifiestos y las posturas).

 

No se justifica la investigación y la difusión de conocimiento por un principio de uso. Despojadas las universidades de la capacidad investigativa, el relato especulativo se ahoga (la conversación) y entonces se limitan a trasmitir los saberes considerados establecidos (power ponits) y aseguran así por medio de la didáctica la reproducción de los profesores pero no de los savants (pensadores).