Letra Pequeña
Letra Pequeña No.16 (2013) - Apuntes contra-críticos
  • ¿Cómo puedo saber si hay algo ahí fuera? – Dijo cortésmente el hombre – La puerta está cerrada.

La lluvia seguía golpeteando el techo. Dentro de la cabaña hacía calor.

  • Pero usted sabe ¡Que ahí fuera hay todo un universo! – Gritó Zarniwoop - ¡No puede eludir sus responsabilidades diciendo que no existen!

El soberano del universo reflexionó durante largo rato mientras Zarniwoop temblaba de ira.

  • Estas muy seguro de tus hechos - dijo al fin el hombre que rige el universo -  Yo no podría confiar en el razonamiento de un hombre que da por sentada la existencia del universo.

Zarniwoop siguió temblando, pero guardó silencio.

  • Yo solo tomo mis decisiones respecto a mi universo – Prosiguió el hombre en voz baja – Mi universo son mis ojos y mis oídos, todo lo demás son rumores.
  • Pero ¿No cree ud en nada?

El amo del mundo se encogió de hombros y tomó en brazos al gato.

  • No entiendo lo que quieres decir – Manifestó.
  • ¿No comprende que lo que ud decide en esta cabaña suya afecta la vida y el destino de millones de seres? ¡Esta es una injusticia monstruosa!
  • No sé. Nunca he visto toda esa gente de que hablas. Y sospecho que tu tampoco. Solo tienen existencia en las palabras que oímos. Es absurdo decir que se sabe lo que le ocurre a otras personas. Solo ellas lo saben, si es que existen. Tienen sus propios universos en sus ojos y sus oídos.

 

 

We are no longer blinded by the futurist fascination with “the beauty of speed” Marinetti – “Manifesto Of Futurism” – 1909 (Ya no estamos cegados por la fascinación futurista con la belleza de la velocidad)

 

Mientras tanto en el cubil de los publicistas.

En un futuro desértico, en el marco del festival de mercadeo y emprendimiento:

Todos los asistentes al evento eran vendedores de minutos. De hecho en esa época todos los habitantes del planeta eran vendedores de minutos. La moda del verde fosforescente, ropas, letreros y fachadas de casas fueron pintadas de verde. Todos los stands del festival vendían planes. Planes y planes. Y todos compraban planes. Los objetos ya no eran objetos sino planes de objetos; ya nadie comía sino que hacían planes de comer. Híper-comunicación post-pago y plata para la prepago. Solitario en el computador, el profeta atendía una sala de internet… Sin saber que era profeta…

El estudio de mercado para activar la crema hidratante nos llevó a pensar que si en esa ciudad no hay agua entonces las mujeres necesitan la crema. Para soportar las filas que hay que hacer en los hidrantes, para soportar con estilo y clase la cargada de los baldes. La piel es importante, la crema es para hombres y mujeres; nada mejor en un desierto que Crema-Ponds.